Seleccionar página

A todos nos ha pasado: entramos en nuestra cuenta de Facebook para echarle un vistazo rápido, y de repente nos damos cuenta de que llevamos 30 minutos envueltos en una espiral de vídeos. Eres la prueba viviente: los vídeos no sólo ayudan a atraer la atención de los clientes, sino que cuando se realizan correctamente, pueden ayudar a que las empresas afiancen su marca en las redes sociales. Hoy podrás descubrir cómo empezar a utilizar vídeos en las redes sociales para mejorar tu presencia.

Elige una plataforma

Antes de que pulses «grabar», necesitarás decidir dónde quieres compartir tu contenido. La plataforma que elijas determinará la duración de tu vídeo y viceversa. Empecemos con la más popular:

Vine

Esta red social fue adquirida por Twitter en 2012. Lo que hace que Vine sea una plataforma única es que soporta vídeos muy cortos; el público objetivo suele tener menos de 20 años. Tras la adquisición, 1 de cada 5 vídeos de Vine son también compartidos en Twitter, aumentando ligeramente el alcance de los vendedores. Duración máxima de los vídeos: 6 segundos

Instagram

Con Instagram, se obtiene lo mejor tanto de las imágenes como de los vídeos. En 2010, la empresa confiaba en ser la plataforma de intercambio de imágenes de esta generación. Con 130 millones de usuarios mensuales, tenían como objetivo hacer lo mismo con los vídeos en 2013 permitiendo a los usuarios subir vídeos a su canal. Si ya dispones de un sólido grupo de seguidores, no tendrás ningún problema para incluir vídeos. Duración máxima de los vídeos: 15 segundos

Facebook

Los vídeos 360 de Facebook fueron sin duda la innovación de vídeos más espectacular de 2015. Los usuarios de Facebook ahora pueden ver vídeos y explorarlos desde todos los ángulos (360 grados) simplemente inclinando y girando su dispositivo móvil. Pasarás al siguiente nivel mientras consolidas tu marca en Facebook: ¿qué más se puede pedir? Duración máxima de los vídeos: 3 minutos o 180 segundos

Twitter

Al igual que Vine, Twitter también permite a los usuarios publicar vídeos y alojarlos directamente desde la aplicación. Estos vídeos pueden ser más largos y se pueden subir directamente desde la aplicación. Van acompañados de un tuit para aumentar las posibilidades de que se comparta. Duración máxima de los vídeos: 30 segundos

YouTube

Posiblemente la mayor ventaja de utilizar YouTube sea su conexión con Google. Si creas vídeos de bricolaje o estupendos tutoriales, el hecho de tener un SEO excelente vinculado a ellos te ayudará a obtener una buena posición en los resultados de búsqueda y adquirir nuevos clientes potenciales. La segunda ventaja es la capacidad de obtener ingresos adicionales (a través de los anuncios de YouTube) gracias al aumento de las reproducciones. Duración máxima de los vídeos: 15 minutos o 900 segundos

Vimeo

Bautizada como la versión más «profesional» de YouTube, Vimeo permite a los usuarios pagar por características adicionales, una factor clave de su modelo de negocio. Debido a que Vimeo no depende de anuncios para obtener ingresos, tus clientes no tienen que ver ningún anuncio antes de acceder a tu contenido. Si publicas vídeos cortos de calidad cinematográfica, te aconsejamos que utilices Vimeo. Duración máxima de los vídeos: ninguna/Vídeo (hasta 25 GB al año)

Ideas para vídeos en redes sociales

Ahora que ya sabes cuánto quieres que duren tus vídeos, deberías decidir qué tipo de contenido quieres crear. Aquí te dejamos algunas ideas para empezar:

Cuenta una historia – Imagina que se trata de un cortometraje. Extra Gum hizo un trabajo estupendo contando una historia (relacionada con su producto) y haciendo que todo aquel que viera el cortometraje se estremeciera.
Casos de clientes (contenido generado por usuarios) – Comparte algunos de las experiencias de tus clientes con aquellos potenciales clientes a los que deseas llegar. Es fantástico poder entrevistar a tus propios clientes, pero también podrías seguir el ejemplo de GoPro y animar a tus clientes a que envíen sus mejores vídeos.
Entre bastidores (o documental) – Permite que tus clientes echen un vistazo a lo que hay detrás de tu gran negocio. Si creas tus productos de manera artesanal, muestra cómo se hacen. Prepara una sesión de fotos o un porfolio, o comparte algún avance con tus clientes como hizo Crystal Cactus cuya sede se encuentra en Nueva York.
Entrevistas a invitados o empleados – Haz preguntas a otros expertos, o cambia los papeles y deja que tus seguidores sean quienes te entrevisten a ti, respondiendo a las preguntas que te formulen (como hemos hecho nosotros en nuestra campaña de preguntas de comercio electrónico #EQM en Facebook).
Vídeos didácticos – ¿No crees que puedes enseñar algo en tan sólo unos segundos? Deja que Oreo te demuestre que estás equivocado con un Vine sobre cómo hacer virutas. Eres un experto en tu producto, así que utiliza vídeos para enseñar a tus clientes nuevas técnicas.
Educación/Historia – Utiliza vídeos para ilustrar a tu comunidad social sobre algo en concreto. GE utiliza su pasión por la ciencia para compartir su sabiduría friki. En este vídeo, muestran las diferentes maneras en que las personas han utilizado la tecnología para cambiar el mundo.
3D/Stop motion /dibujos animados –
Ahora que tienes las herramientas necesarias para empezar a utilizar el vídeo marketing en las redes sociales… ¿A qué esperas? ¡Pulsa el botón de grabar y empieza hoy! ¿Ya utilizas vídeos en tus redes sociales? ¡Cuéntanos cómo lo has hecho! El apartado de comentarios está a tu disposición.